«Argylle: agente secreto»: espías y armas humeantes

La verdad es que el trailer de «Argylle» está tan bien logrado, que es muy difícil resistir a ver esta cinta. Dominan ese fragmento, Dua Lipa y Henry Cavill y la verdad es que el vodevil presentado, se ve atractivo. Sabíamos a priori la temática antes de entrar a sala, pero la verdad, es que el nuevo proyecto de Matthew Vaughn («Kingsman» saga) es bastante caótico, intenso y lleno de energía. Desparejo, musical, colorido. Pero seguro, no logrado en el balance.

Lo cual no implica que no sea un viaje divertido «Argylle», para nada. Este delirio cómico de acción (homenaje a sagas de los 80′ como «Die Hard», en palabras de su director), es un film tan recargado de elementos, que cuesta a veces ordenar lo que pasa. Porque nada es sutil ni delicado. Ni siquiera ingenioso. Todo está suspeditado a cambios de ritmo intensos, personajes enigmáticos que cambian rostros, historias que se arman y desarman, pero nada, que de equilibrio a la trama. En lo personal, me pareció que hay muchas cosas positivas y otras que deberían haberse replantedo. Pero está bien, era la idea de Vaughan y se ve que la llevó exactamente donde quería.

Sí, tenés que tener «Kingsman» en mente porque en cuanto ves las secuencias coreográficas te das cuenta que el responsable repite su exitosa fórmula. Y subí el volumen de su OST, porque es de lo más fuerte del film. Vamos por partes a explorar su argumento, primero.

Tenemos a Elly Conway (Bryce Dallas Howard), escritora de historias de espías, famosa, que en 4 años escribió 4 novelas de una saga exitosísima. Está en la cúspide de su éxito. Es solitaria, vive con su gatito y nada sale de su pequeño mundo, hasta que un día, viajando en tren, se topará con un espía real, Aidan (Sam Rockwell) y comenzarán los problemas.

Al parecer, los relatos de los libros hablan de un mundo real donde todo lo que ella escribe, ha sucedido. O sucede. Y hay un enigma por resolver que justamente está relacionado con el 5to libro de la franquicia, que Elly intenta cerrar. Como podrán suponer, hay malos malos y buenos buenos… o algo así. Digamos que en principio, si. Elly y Aidan harán equipo para intentar desentrañar el enigma de un archivo encriptado de gran valor para alguien amenazado por esa información…

¿Y dónde quedan Dua Lipa, Cavill, John Cena? Mucho no puedo anticipar, pero digamos que todos ellos, tienen un rol alternativo, dentro de la imaginación literaria de la protagonista. La peligrosa dualidad de los mundos de ficción y el «real» confunden a Elly a tal punto que ella no logra entender lo que sucede. Y nosotros como espectadores, digamos que tampoco la tenemos tan fácil.

«Argylle» es de las apuestas más caras de la historia de Apple TV produciendo, así que bien por ellos. La sensación predominante de la película es la de una montaña rusa de emociones, donde nada tiene demasiada lógica, pero tal es la velocidad, que toda reflexión queda para el espectador avezado, ya que el resto disfruta sin más explicaciones.

Para destacar, la secuencia de cierre, muy original, de principio a fin. No nombré a Bryan Cranston y Samuel L. Jackson, que tienen roles secundarios importantes, pero como se imaginarán, cumplen acorde a su trayectoria.  

En síntesis, si lo tuyo es pasarla bien y disfrutar de un espectáculo frenético, probablemente puedas entrar a sala tranquilo. Si sos más analítico, te quedarás con ganas de más. Como yo!


 

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *