WHAT IS HAPPENING? – In Disney and Pixar’s “Inside Out 2,” Joy (voice of Amy Poehler), Sadness (voice of Phyllis Smith), Anger (voice of Lewis Black), Fear (voice of Tony Hale) and Disgust (voice of Liza Lapira) are awakened to an alarming reality: everything is changing now that Riley is 13. Directed by Kelsey Mann and produced by Mark Nielsen, “Inside Out 2” releases only in theaters Summer 2024. © 2023 Disney/Pixar. All Rights Reserved.

«Inside Out 2» (Intensa-mente 2): Tantas emociones

EXPANDED HEADQUARTERS — Disney and Pixar’s “Inside Out 2” returns to the mind of newly minted teenager Riley, where headquarters expands to make room for new Emotions. Pictured from L-R: Joy (voice of Amy Poehler), Embarrassment (voice of Paul Walter Hauser), Envy (voice of Ayo Edebiri), Anxiety (voice of Maya Hawke), Disgust (voice of Liza Lapira), Anger (voice of Lewis Black), Fear (voice of Tony Hale) and Sadness (voice of Phyllis Smith). Directed by Kelsey Mann and produced by Mark Nielsen, “Inside Out 2” releases only in theaters June 14, 2024. © 2024 Disney/Pixar. All Rights Reserved.

En la película del 2015, Riley se mudaba a San Francisco y sus emociones Alegría, Miedo, Ira, Asco y Tristeza entraban en conflicto mientras trataba de acostumbrarse a la nueva ciudad, casa y escuela. En esta secuela, ella comienza a transitar la adolescencia, esa edad tan turbulenta en especial para las niñas, que aquí viene acompañada con una galería de emociones nuevas y más complejas: Ansiedad, Ennui, Vergüenza y Envidia.

Cuando el cuartel que habita en la cabeza de Riley parecía estar en orden, transitando día a día diferentes situaciones con pleno control de la emoción predominante, Alegría, llega ese fin de semana que va a revolucionar todo. En ese fin de semana con sus mejores amigas, Riley se entera de que cada una está a punto de tomar rumbos diferentes. A esto se le suma la presión por entrar al equipo de hockey sobre hielo y entrar al círculo de chicas mayores comandadas por Valentina Ortiz.

Lo que pasa en ese mundo real no es mucho más que ese juego por intentar agradar, alejándose de sus verdaderas amigas sin habérselo planeado, y destacarse en un deporte para el que quizás todavía esté verde, no por falta de talento sino de experiencia. Pero en su cabeza lo que sucede es mucho más, un revuelo de emociones a veces incontrolables que amenazan con convertirla en una persona que no es ni quiere ser.

En este grupo de nuevas emociones que vienen a refaccionar por completo el cuartel, hay una que empieza poco a poco a comerse al resto: la Ansiedad. Tal es su afán por controlarlo todo, tenerlo todo medido, que las emociones «más simples» son alejadas a la fuerza. Y allí entra en juego el núcleo dramático de la película: recuperar el lugar que tenían y tratar de convivir con estos nuevos personajes.

Si bien en la primera entrega Pixar ya había demostrado una vez más su capacidad de crear mundos cercanos con imaginación, originalidad y la cuota necesaria de emoción, aquí replica su fórmula sin que por eso suene repetitiva. La construcción de una mente como todo un mundo es algo notable, porque más allá de lo complejo que podría parecer está todo muy bien pensado. Allí están entonces los recuerdos guardados, los reprimidos, los secretos oscuros y guardados bajo llaves y, quizás lo primordial, las creencias que nos vamos formando. Esas que nos aseguran que estamos haciendo las cosas bien, como podemos pero bien, que somos buenas personas en un mundo a veces algo duro.

BELIEF SYSTEM – In Disney and Pixar’s “Inside Out 2,” Riley’s Sense of Self is made up of all of her beliefs, each of which can be heard with the pluck of a string. Sadness (voice of Phyllis Smith) and Joy (voice of Amy Poehler) deliver key memories to this formative land. “Inside Out 2” releases only in theaters June 14, 2024. © 2024 Disney/Pixar. All Rights Reserved.

Esta entrega está dirigida por Kelsey Mann, quien tiene varios años de experiencia en animación debuta como director de un largometraje acá, y el guion escrito junto a Meg LeFauve y Dave Holstein. Es cierto que con tanto personaje y emoción nueva, esta secuela quizás resulte algo compleja para infancias más tempranas, en especial en los momentos de mayor inestabilidad. Por otro lado compensa con el muy buen manejo de un humor universal y siempre efectivo.

Como siempre, el elenco de voces es una parte fundamental. El Miedo de Bill Hader y el Asco de Mindy Kaling son reemplazados por los de Tony Hale y Liza Shapira respectivamente. El resto de las emociones que regresan permanecen, Amy Poehler (Alegría), Lewis Black (Ira) y Phyllis Smith (Tristeza) y se suman Maya Hawke como Ansiedad, Ayo Edebiri como Envidia, Paul Walter Hauser como Vergüenza y Adèle Exarchopoulos como Ennui (que sería el francés de tedio, desinterés). Eso si la película se la ve en su idioma original, claro.

Vivir en armonía con la cabeza de una misma, con todas las emociones que somos capaces de transitar a veces al mismo tiempo, no es tarea fácil. Entender que no se pueden reprimir pero tampoco dejar que alguna de ellas se coma a las demás es parte de un aprendizaje que quizás no tenga fin. Porque cosas nos van a seguir sucediendo durante toda la vida y no siempre seremos la misma persona atravesándolas. Somos resultado de un cúmulo de experiencias interminables. Algo así comprende Riley en su mente al mismo tiempo que entiende que la vida está hecha de esos cambios que nos continúan formando. Ahora su infancia quedará atrás, llevándose alguna parte de sí, pero también vendrán cosas nuevas, diferentes deseos y ambiciones. Todo esto narrado como mejor le sale a Pixar, con mundos inventivos y deslumbrantes y una historia cercana capaz de hacernos divertir, emocionar y reflexionar para poder mirarnos de otro modo, de una manera un poco más amable.

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *