Cuál es la forma en que mayoritariamente ves películas?
 
Tenemos 28 invitados conectado

Entrevista: Claudia Piñeiro "Mis novelas son cinematográficas porque el proceso de escritura parte de imágenes ".

Detrás del estreno de “Las Grietas de Jara” de Nicolás Gil Lavedra, con un elenco encabezado por Joaquín Furriel, Oscar Martínez y Soledad Villamil, está la novela homónima de Claudia Piñeiro.

La escritora vuelve, una vez más, a la pantalla con esta adaptación y en el lanzamiento hablamos con ella sobre el cine, las transposiciones y mucho más.

Nueva adaptación cinematográfica,¿ cómo te sentís con esto? ¿Es difícil entregar a directores, guionistas, actores el material con el que uno tanto tiempo trabajó?

Dicen que Hemingway dijo “hay que cobrar y salir corriendo” (risas), no necesariamente es así. Generalmente me involucro en el guion, no en escribirlo, en verlo antes, sugerir, y los directores y guionistas luego toman sus decisiones en base a tu opinión, pero si escuchan la devolución. A veces es difícil para los escritores al leer el guion darte cuenta de cosas que recién ves cuando las ves en el primer corte, y así y todo, en el primer corte hubo una buena recepción de devoluciones de cosas que se podían sugerir, aunque no lo que uno dice tiene que ser tomado, pero si escuchado y es muy buena.

Cuando escribís pensás en la posibilidad de una adaptación?

No, yo siempre explico, cuando me hacen esta pregunta, que en el tema de la escritura  literaria es difícil, imagínate cuando escribí “Las viudas de los jueves”, a mí no me conocía nadie y yo no sabía si esa novela me la iban a publicar.

Pero uno leía “Las viudas…” y pensaba en su adaptación, está narrada cinematográficamente…

Claro, pero yo no pensaba eso porque ni sabía si me iban a publicar la novela. Yo escribo las novelas a partir de imágenes, entonces busco las palabras necesarias para que vos veas lo que yo quiero que veas, entonces alguien detrás de eso hace el camino contrario, porque busca con las palabras la imagen, en ese sentido son cinematográficas porque el proceso de escritura mío parte de imágenes, aunque se base en palabras. También porque tienen trama, algo tan vilipendiado, y la trama hace que una película sea más fácil de contar, de el “Ulises” de James Joyce podés hacer una gran película o un bodrio.

O miles de películas…

Claro, pero eso tiene que ver con la trama.

 ¿Cómo tomás los cambios en la transposición de tus novelas? Acá por ejemplo desaparece la voz interior…

No hay remedio, y más con la voz interior, mi primera novela “Tuya” la empecé escribiendo como un guion de cine, y la historia transcurría en la cabeza de la protagonista y pensé que no podía hacer un guion, y me pasé a la novela, después Edgardo Gonzalez Amer hizo una película haciendo lo que tenía que hacer. Muchos me dicen cuando la leen que es una película, pero es porque la vez, porque transcurre en la cabeza de la protagonista, ya le había pasado a Alejandro Doria cuando quiso adaptarla, pero se murió en el camino, que te encontrás con el monólogo interior, y qué hacés con eso? Ahí está la pericia del director para sostener el relato de la manera más conveniente.

¿Qué relación tenés con el cine?

Me interesa, pero como mucha gente, voy cada vez menos, me interesan las series, y las cosas para streaming, soy una espectadora, no sé de cine, hay películas y directores que me gustan más que otros, Robert Altman, tiene que ver como cuenta, hay otros que me interesan por otros conceptos, por ejemplo Hitchcok, por el suspenso, o su relación con Patricia Highsmist, que marcaron la forma en la que escribo.

Nombras a directores que adaptaron a grandes autores…

Altman adaptó a Raymond Carver en “Shortcuts” (“Ciudad de Ángeles”) que a priori era imposible, algo tremendo, y lo hizo muy bien.

¿Pensaste alguna vez en dirigir?

No, yo estudié guion, en la escuela de Michelina Oviedo, después muchos años con mi maestra de guion, y nunca pude entender lo de las diagonales y el plano al revés. ¿Cómo se llama eso?

Salto de eje…

Nunca lo entendí, esto no es para mí, lo mío es escribir, que eso lo haga otro.

¿Hay chance de adaptar “Elena Sabe” al cine?  para mí un libro muy cinematográfico..

Hubo una opción, pero no lo hicieron, pero lo que sí hicimos es una adaptación teatral, en “Teatro Leído”, su protagonista fue Claudia Lapacó, que estuvo impecable, el personaje estaba inspirado en mi mamá, que tenía Parkinson, ese cuerpo enfermo era ella, lo que le pasa no, pero cuando fui al estreno con mis hijos, que eran chiquitos, me preguntaban si Lapacó conocía a Cuca, mi mamá, porque la hacía igual, y no y era teatro leído y lo hizo extraordinario.

¿Expectativas ante el estreno de la película? La novela fue reeditada…

Sí, y eso es una de las cosas que más me agradan de que las novelas vayan al cine, porque los libros reviven de dos maneras, por ejemplo, este año me la pasé hablando de “Las maldiciones”, mi último libro, pero cada tanto voy a un país donde acaban de traducir otro y me empiezan a preguntar por un libro del pasado.

¿Qué te gustaría que pase con la película?

Que la gente vaya al cine, porque está costando, y todos sabemos que en esta Industria se complica, y ves cómo película caen y no llega a funcionar el boca a boca, antes el verano era malo para estrenar, ahora es bueno, ojalá que eso ayude para que la película se sostenga, principalmente porque este año y el que viene van a ser complicados para el cine.