Cuál es la forma en que mayoritariamente ves películas?
 
Tenemos 134 invitados conectado

#34MDQFilmFest PANORAMA CINE ARGENTINO (V)

Dentro de la competencia argentina se han presentado este año, mayoritariamente, películas con protagonistas femeninas en un tiempo que favorece y es propicio para una nueva mirada, no solamente poniendo en el centro de la trama a historias regidas por un universo femenino sino mostrando detrás de la cámara los nuevos trabajos de jóvenes directoras.

Así se presenta “ANGELICA” el segundo trabajo de Delfina Castagnino (después de su ópera prima “Lo que más quiero”) con la figura excluyente de la protagonista del título en medio de un profunda depresión en pleno duelo por la muerte de su madre.

Castagnino inicia la película con una estética en la presentación emulando a una película de los años ´50 desconcertando, en cierto modo, sobre lo que vendrá: una propuesta que juega con los límites y que no describe ese proceso de crisis posterior a la muerte de un ser querido de una forma convencional sino, por el contrario, apuesta a tomar ciertos riesgos con una narrativa diferente.

A la muerte de su madre se le sumará cierta crisis existencial en torno a la edad –está a pocos días de cumplir 40- y sobre todo su imposibilidad de sobrellevar la ruptura con su ex. De modo tal que, cuando junto con su hermana (Andrea Garrote en un atractivo personaje), decidan deshacerse de la casa familiar, Angélica encontrará refugio en un abandonado altillo de la vieja casona en donde formará una trinchera, resistiendo lo inevitable, mientras arquitecto y obreros comienzan tareas de demolición.

La narración deviene demasiado sinuosa, con situaciones algo inverosímiles y otras decisiones del guion bastante poco comprensibles, asentándose mucho más firme, cuando la propuesta asimila la decadencia de Angélica –una Cecilia Rainero que se pone literalmente al hombro toda la película- con la progresiva demolición de la casa familiar.

Castagnino se maneja casi exclusivamente en un tono de thriller sombrío, depresivo y que también coquetea con lo onírico, lo terrorífico, bordeando la locura (sobre todo cuando Angélica juega a ser su propia madre) y aun cuando el paralelismo casa/Angélica aparece como demasiado obvio son las imágenes más potentes que conducen a un final realmente sorprendente.

Dentro de este mismo terreno de la experimentación, el cruce de géneros y la búsqueda de una nueva narrativa, podemos inscribir también a “LA INVENCION DE BORGES” de Nicolás Azalbert.

El personaje central del film es Francisco Acevedo, cinéfilo, crítico de cine y admirador de la obra de Borges que en la actualidad está ciego y su proyecto es el de una enciclopedia que compile todas las películas hechas en la historia del cine. Junto a él, una joven actriz, Emma que es su compañía permanente. Azalbert elige una película narrada en su totalidad en una voz en off que va contando la historia en tercera persona.

Un recurso que en un primer momento, y sólo en un primer momento funciona y que puede llegar a ser ilustrativo en los casos en los que referencia a obras, películas, textos, autores, directores pero que, usado a lo largo de toda la película, pierde efecto y sobre todo, la hace poco cinematográfica.

“LA INVENCION DE BORGES” se termina transformando en una especie de audiolibro narrado con algunas imágenes ilustrativas, aun cuando el juego que propone, la evocación a la icónica figura del escritor junto a sus múltiples adaptaciones para el cine de la mano de los directores más diversos, hacen que la propuesta tenga momentos muy logrados y con intertextualidades muy interesantes. Inevitablemente tiene sus momentos crípticos y puede sentirse como un producto sólo dirigido a cierto público erudito que maneje la múltiple cantidad de referencias que la película propone, como para no sentirse completamente fuera de juego.

Otra de las propuestas argentinas dentro del Festival que buscan captar la atención de un espectador que acepte nuevos desafíos se encuentra “VENEZIA” de Rodrigo Guerrero (“El tercero” y “El invierno de los raros”). A la ciudad que da nombre a la película llegará una pareja para su luna de miel, pero no veremos más que a ella en el centro de la escena.

Su marido ha muerto de un ataque cardíaco apenas han llegado y quedará la ciudad como inmenso marco para un duelo, un momento de shock y la extrañeza de la situación que genera en la protagonista esa soledad difícil de sobrellevar.

Opuesta a cualquier película que intente mostrar a una de las ciudades más bella del mundo como una postal o un folleto turístico, “VENEZIA” se para en las antípodas para narrar con amargura un momento de alienación y soledad, mientras esperando que se vayan completando los trámites para repatriar el cuerpo y volver a su punto de partida, pero ya completamente sola para emprender una nueva etapa.

La alienación de la protagonista no solo radica en sentirse sola cuando jamás lo hubiese esperado, sino que se expresa inclusive en su dificultad para comunicarse, con un completo desconocimiento de la lengua y con un manejo muy precario del inglés –utilizado internacionalmente para comunicarse- pero que de todos modos logra superar y encontrar algún tipo de ayuda por parte de los personajes que cruza en su camino.

En estos momentos, la inteligente decisión del guion de Guerrero es no subtitular los diálogos que se producen en ese contexto, lo que en cierta manera nos permite igualarnos con la protagonista y comenzar a sentir cierto desconcierto y poder empatizar más fácilmente con su situación. El dolor, la ausencia y el silencio se contraponen con la belleza irrefrenable de la ciudad y los recorridos que presenta aun sin que Sofía se lo proponga proponérselo.

La cámara, con un notable trabajo de fotografía, la seguirá en este derrotero, siendo testigo de lo que ella ve, de lo que percibe, de lo que vive en ese compás de espera hasta el regreso, percibiendo Venecia a través de sus propios ojos, con una mirada de asombro y desconcierto al mismo tiempo.

Otro de los aciertos de este trabajo de narración infrecuente, es el protagónico absoluto de Paula Lussi que transmite en su rostro y en su mirada todas las sensaciones que asolan a su personaje en esas horas que juegan un rol tan importantes en lo que vendrá.