Cuál es la forma en que mayoritariamente ves películas?
 
Tenemos 246 invitados conectado

Entrevista: Michelle Noher "La propuesta me llegó de golpe y sabiendo que estaba Gastón ni dudé".

Michelle Noher co protagoniza Palau: La película (Palau the movie, 2019), de Kevin Knoblock, en la que Gastón Pauls interpreta al líder cristiano Luis Palau.

Encarnando a un amigo de Palau, Noher continua con su proyección internacional que además, en breve, traerá “El desentierro”, películas española con Leonardo Sbaraglia. Hablamos con él antes del estreno del film los días 4, 5 y 6 de abril en salas seleccionadas.

¿Cómo te llega el proyecto?

Yo caí de la noche a la mañana, no sé si habían pensado en otra persona, pero me llegó de golpe y sabiendo que estaba Gastón ni dudé. También me atrajo volver a trabajar en inglés. Personalmente lo de Gastón me daba seguridad, conozco su pensamiento político y humano me daba tranquilidad.

¿Influye actuar con ropa de época?

Me divertía el look distinto, había algo ya ganado que me daba distancia de mí mismo. Es ya una defensa.

¿Cómo fue el trabajo con los compañeros? ¿Fue difícil interactuar en otro idioma? ¿Qué desafío te pusiste en la película más allá que los que traía en sí misma?

Yo estaba en la película, al igual que el personaje que interpreto, que estaba ahí para que Gastón haga un mejor trabajo.

¿Te gusta el género biopic? ¿Te gustaría interpretar a alguien en particular?

No soy y no tengo su phisique du rol, pero todavía no entiendo cómo no se hizo una película sobre Miguel Abuelo. Es inentendible para mí, tenés tanto color y música para contar ahí, no sería para mí, pero tal vez podría hacer a Cachorro López. Me gustan, hace poco ví la biopic de Chet Baker, “Born to be blue”, divina la película, los primeros 40 minutos son increíbles. Es un riesgo, y hay algo filosófico en ellas que “una vida contada puede ser una ficción”

¿Coincidís con actores/actrices que dicen que el teatro es el espacio de la verdad?

En 2018 pude estar en televisión, cine, teatro, y me gustan los tres, y cuando estoy mucho en un lado extraño al otro. Son lugares distintos pero convocantes los tres, por diferentes motivos, la tele tiene inmediatez, y nunca vas a meter en un teatro o un cine la cantidad de gente que ve un capítulo de “100 días para enamorarse”. Hay algo de eso que está bueno, es un diálogo con la gente, y el teatro tiene eso de lo efímero, lo único, que es la vida sucediendo. El cine tiene la posibilidad para el actor de generar obra, en otros espacios no pasa, volves a ver películas de otros tiempos. El teatro es del actor, lo que ocurre, vibra.

¿Con qué te gustaría que la gente conecte?

Que se encuentre con un argentino que dentro de lo suyo es como el Papa Francisco, como Messi, y no sabías que salió de acá, eso es llamativo.