Cuál es la forma en que mayoritariamente ves películas?
 
Tenemos 45 invitados conectado

Entrevista: Gary Alasraki “La gran pantalla es un espejo social”.

Gary Alazraki (Nosotros los nobles, Club de cuervos) entrevistó para Studio Universal a Alfonso Cuarón.

En el programa, que se emitió el 15 de febrero y tuvo repeticiones, Alasraki con rol de entrevistador profundizó en cuestiones asociadas al cine, el boom de Roma y tuvimos oportunidad para hablar del encuentro y la discusión abierta entre cine y streaming a horas de la entrega de los premios OSCARS en donde Roma parece que arrasará.

¿Cómo se vive en México el récord de nominaciones de Roma y la representación del film en la temporada de premios?

Hay una emoción muy grande, cada vez que han ganado alguno de los realizadores mexicanos Oscars nos sentimos orgullosos por mantener en alto el nombre de la cinematografía mexicana, pero esta es la primera película mexicana por la que recibirían premios. Tiene recuerdos muy profundos de México, es muy mexicana la película. Hay algunos detractores, pero abren una conversación sobre por qué la película es tan importante.

¿Cómo ves la nominación de Yalitza Aparicio?

Lo que está sucediendo con Yalitza es un momento clave para la población mexicana que no ha sido representada en los medios de forma digna, porque todo el tiempo nuestro entretenimiento ha sido aspiracional, tratando de enaltecer a güeritos y extranjeros como el modelo de belleza y ahora Yalitza está siendo tratada como un ícono de belleza y glamour y esto impactará en la psique de la gente mexicana que no había tenido este tipo de representación.

¿Por qué aceptaste?

Somos dos mexicanos que hemos conectado con la gente, uno desde la comedia y otra desde una forma artística, querían que mostráramos nuestros puntos en común, y eso me gustaba, para mí la comedia es algo muy serio, y cuando me lo ofrecieron acepté. Yo estaba en año nuevo con mi familia y me dijeron que me ofrecían entrevistarlo en el marco de los Golden Globes, me pagaban el boleto y decidí ir.

Tras Roma hay una productora de streaming importante y tú mismo has desarrollado proyectos para este sistema, ¿cómo ves la discusión que se ha abierto sobre el cine producido para ver online?

Un día me invitaron a discutir qué tipo de persona podríamos tener como un vocero porque ya estaba Diego Luna de la competencia, ofrecí a los protagonistas de Club de cuervos, mi serie, y me los descartaron porque según ellos no se pagaba para ver la serie, ahí me quedó la idea de que la gente paga para ver una película. Sin embargo si tomas un proyecto que sale sólo a la plataforma no pagas por él, sino por el sistema, aún cuando las métricas dicen qué ven y qué no, no pagas, por ejemplo, para ver “Club de cuervos”, sino por el sistema. Para mí son cosas diferentes. En una película necesitas un productor interesado para que la película salga en los cine, “El lobo de Wall Street” es una marca, o cuando una película corre de manera acotada en cines y luego en plataformas, sirve para posicionarla. En el caso de “Roma”, la hicieron vivir fuera del sistema y luego la incluyeron, es el paraíso para el mundo del cine. Todos estamos orgullosos que Cuarón hizo Harry Potter, pero no es de él, sino de Warner, ese es el punto. En la medida en que las plataformas se vuelvan distribuidoras estamos con un aliado por el cual yo moriría feliz.

¿Qué tienes en común con Alfonso Cuarón?

Ambos hacemos un contraste entre la relación de clases sociales, ambos tomamos el DF como el escenario de contraste, y ambos hablamos sobre una brecha entre las clases, uno en comedia y el otro en drama, pero los dos hablamos de lo mismo.

¿Qué ideas compartieron sobre el cine?

Una que ya había hablado con Dany Boyle, sobre que luego de ganar un Oscar o puedes perseguir tu sueño o engrosar los ceros del cheque, y él, Cuarón, prefirió endeudarse para contar su historia, no tuvo miedo. A lo que tienes que aspirar como director es a contar la historia que más tienes ganas de contar.

Es una obra de arte, es mi película mexicana favorita, es intimidante el logro, no sólo en la pantalla sino en lo que ha repercutido en la industria. Es la gran película que Cannes le retuvo a Netflix, la obligó a ponerla en cine, hubo proyecciones alternativas, ubicó a Yalitza en un lugar donde pocas veces el cine mexicano ha representado, cuenta sus recuerdos de manera riesgosa para contar quién es él en verdad, su infancia, las mujeres que lo criaron en el país que nació. Roma es una autobiografía potente, en donde él casi no aparece, habla de los setenta y cómo México no ha cambiado nada.

¿En qué te inspiró el encuentro con Cuarón para próximos proyectos?

A leer más clásicos, filosofía, de hecho le pedí que me sugiriera qué leer, le mandé una foto y me dijo que los lea en ese orden.

¿Tenés pensado hacer un trabajo con tus proyectos similar al de Roma, de acercar a comunidades alejadas las propuestas?

He ido con pantallas inflables y de hecho una partida mala de DVD’s de mis películas (no funcionaban los extras) las hice distribuir para que llegara en todos los hogares. Que Cuarón haya mostrado la película en comunidades indígenas es crucial, yo creo que todos tenemos anhelos de vernos reflejados en la pantalla con calidad. Y Cuarón lo ha hecho, la gran pantalla es un espejo social, donde no les toca mucho verse a las comunidades indígenas, por eso fue un trabajo necesario e indispensable lo que hizo.

¿Es fácil contar una historia propia a través de personajes?

No, creo que tenés que ser muy estricto contigo mismo para no victimizarte ni volverte el héroe de la película. Una vez que logras hacerla con errores y críticas sobre ti mismo, debes encontrar a quien la interprete. Y en Roma él batallaba contra su propia fantasma para llevar adelante la historia.