Cuál es la forma en que mayoritariamente ves películas?
 
Tenemos 132 invitados conectado

Entrevista: Federico Mordkowicz " La dirección es ayudar al actor para potenciar la magia que tienen para interpretar".

Federico Mordkowicz estrena "Eso que nos enamora", protagonizada por Benjamín Rojas y Paula Cancio.

El film, una historia de amor con varios giros, es la ópera prima del director, quien tiene gran experiencia en dirección  y producción de televisión. Con él hablamos para conocer más detalles del rodaje y proyecto.

¿Cómo surge la idea de Eso que nos enamora?

Surge a partir de mis ganas de emprender en el mundo del cine y contar mis propias historias, trabajé en productoras, pero quería contar y aportar lo mío, no hacerlo en función de historias de otras personas, así nació, y la comedia romántica es un género que siempre me gustó mucho y quise empezar en el cine contando la historia de Ariel y Noemí.

¿ Cómo seleccionaste al Cast?

De diferente manera, primero apareció Benjamín Rojas, ya había trabajado con él, le acerqué el guion y desde el primer momento apoyó el proyecto. Paula Cancio se sumó cuando buscábamos a la co protagonista, al principio no me cerraba, no por su talento y creatividad, sino porque posee una presencia muy grande y Noemí era más apagada, necesitaba ver su cosa más desprolija y sumisa que creía que ella no iba a dar. Nos dio una devolución del guion hermosa, y pudimos ver gracias a su talento y capacidad de transformarse, ocultar su energía.  El resto tuve la suerte que el sincronismo estuvo de mi lado, todos los que participaron fueron mi primera idea, mis elecciones, y todos me dijeron que sí, así que fue increíble.

Si bien es una película romántica, escapa a los clichés y busca otra narrativa, ¿como la pensaste?

Las historias tienen su género, o algunas no lo son, pero siempre se las puede etiquetar de alguna manera, esta es una comedia romántica, chico conoce a chica, pero en la razón de no estar juntos exploré, como autor, más cosas, algo que va más allá del género. Si bien cumple lo que promete y las reglas, hay una profundidad y dramatismo que excede eso, analizando sincronismo, sucesos inevitables de la vida, y se los ve reflejados dentro de la historia, con una exploración temática.

¿Cómo fue el trabajo con los actores?

Muy dócil, si bien pude ejemplificar con películas y cuestiones a lo largo del proceso, ellos lo pudieron encarnar muy bien, me gusta trabajar con los actores de manera libre, ver qué propuesta hay del otro lado, interpretar la energía. No hubo contradicciones, ni puntos  complicados, y lo que no se entendía entre ambas partes las clarificamos. La dirección es ayudar al actor para potenciar la magia que tienen para interpretar, dándoles un punto de vista desde afuera para completar la totalidad, algo sin continuidad, a diferencia del teatro, pero gracias a la experiencia de todos los actores fue muy fácil y fue un placer, un aprendizaje más para mí.

¿Cuál fue la escena más complicada de rodar?

Las del carrousel, que se hizo en Ituzaingó, las de costanera, con mucho ruido y complicaciones, fueron cosas que no tuvimos en cuenta a la hora del scouting y preproducción de las secuencias, que se podrían haber evitado. De hecho también pasó que no nos abrieron algunas locaciones que teníamos permiso, como por ejemplo una plaza, igual el carrousel, por complejidad y las de la costanera, con cambios de luz, fueron las más complicadas.

¿Qué cosas sabías que no ibas a transitar sobre comedias románticas?

No limité nada, nunca lo hago, dejo que la historia me lleve, ver hacia dónde van los personajes, sí cambió mucho. Ariel y Noemí en principio eran amigos, no desconocidos, pero siempre busqué que haya un cambio en ellos. La historia evolucionó hasta donde llegó y lo que es hoy.

¿Expectativas ante el estreno?

Hacerla fue un proceso muy largo, puse mucha energía, tiempo, entonces las expectativas eran llegar a metas, al estreno y cumplir. Tengo ganas que la mayor cantidad de público la vea, pero ya no depende de mí, sino de la película, el interés que genere, y todos los que hacemos esto queremos que nos vaya bien. Las expectativas reales estaban en hacer la película y comenzar a transitar en el espacio cinematográfico. Fue un proceso muy lindo, de muchísimo aprendizaje y esfuerzo.