Cuál es la forma en que mayoritariamente ves películas?
 
Tenemos 40 invitados conectado

Entrevista: Pablo Pinto y Lautaro Delgado Tymruk nos cuentan todo sobre "Ruleta Rusa".

Pablo Pinto y Lautaro Delgado Tymruk componen a Tuky  y Juano en la nueva película de Eduardo Meneghelli  “Ruleta Rusa”, una pareja que dará que hablar.

La segunda película de Menghelli narra la imposible historia de amor entre dos jóvenes (Gabriel Peralta, Abril Sánchez) en medio de las disputas de sus familias. Coprotagonizada por Enrique Liporace, Patricio Contreras, Pompeyo Audivert, Elvira Onetto y elenco, hablamos con Delgado Tymruk y Pinto para conocer más de sus personajes, dos apasionados en medio de las balas y los excesos.

¿Qué fue lo que mas les atrajo del personaje?

Pablo Pinto: El tema de ser un guardaespaldas, pero no el típico, como parte de la familia con una relación que trascendía lo laboral, es duro, pero divertido, alguien que se aferra a la familia, un personaje no sólo pesado y denso, sino con sentimientos, y que sea parte de la familia, sin serlo. Sensible, un guardaespaldas con sentimientos y siempre atento a cualquier episodio que tenga el patrón, que es alguien más para él que un simple patrón.

Lautaro Delgado Tymruk: A mí me interesó que es un personaje que tiene todo pero no tiene nada, me gusta ese tránsito en el que busca la aprobación del padre y nunca la consigue, como si nunca recibió amor y lo más parecido a eso es la relación que tiene con el personaje de Pablo, que es un vínculo sexual y bizarro, es un personaje vacío de afecto, por eso la cocaína viene a intentar llenar ese vacío, pero no se llena nunca. Me atrajo la posibilidad de contar algo trágico, como el tránsito del personaje y que sea gracioso de ver, lo pienso como algo gracioso, patético y puedo entender a una persona a través de las distintas maneras de verlo, porque una persona o personaje va mutando y se lo puede ver de varias formas. También la idea del director de extremar todo, como de apoyarnos y tener fe en lo que se cuenta e ir al extremo y no ir al ridículo.

¿Cómo fue componer esta pareja y trabajar juntos?

Pablo Pinto: Nos conocemos hace muchos años, casi 15, lo siento amigo, es un gran compañero, y cuando me dijeron que él iba a hacer el personaje me puse contento, hablamos, lo amoldamos en los ensayos y salió perfecto, una gran dupla, eran amigos más que guardaespaldas e hijo del jefe.

Lautaro Delgado Tymruk: Que Pablo haya estado facilitó mi trabajo, con otro hubiese sido no complejo, pero con él venimos trabajando, somos amigos, Eduardo, su hermano me dirigió en mi primera película. A nivel de entendimiento, y no de actuación o física, fue importantísima, de entender el lenguaje cinematográfico. Pablo le puso al personaje mucho de entre trash y tierno, él lo puso, porque en realidad el personaje no estaba escrito así, y ahí está el verdadero trabajo del actor, de tener una mirada crítica y poder reinterpretar el guion.

Pablo Pinto: Es muy complicado pero lo nuestro fue ir por lo divertido y eso se logró porque somos amigos, sabíamos porque lado ir sin ser bizarros, dotándolo de romanticismo, está a un paso de correrse, pero queríamos que la gente entendiera que ahí haya amor, de hecho somos una historia de amor de la película. Mi personaje siempre contiene al de él, y eso también quería el director que sea.

¿Cuál fue la escena más complicada de rodar?

Pablo Pinto: Una escena de pelea dentro de la camioneta, en donde hubo varios forcejeos, acción y pelea en un espacio muy reducido, eso fue difícil porque teníamos todos que cuidarnos para no golpearnos. Con la ayuda de Cato, el coach de lucha lo hicimos, también otra de pelea sin dobles, con piñas y patadas y caídas al piso, fue dura también, ensayamos y quedó muy bien.

Lautaro Delgado Tymruk: Una escena que no quedó en la película, porque mi personaje no terminaba así, creo que el montaje es de lo mejor de la película, porque le dio otro fin a mi personaje y estoy totalmente de acuerdo narrativamente. En otro momento terminaba suicidándose, lo echaba a Tuky y se moría en un auto. El guion es como una novela de las tres de la tarde extremado, tiene algo de culebrón y de novela de Arnaldo André que se va al carajo, después es bizarra, tiene cosas del cine clase B, y está bien, Tarantino tiene mucho de eso.

¿Y la escena más divertida de rodar?

Pablo Pinto: Una con Lautaro dentro del vehículo, romántica y sexual, nos reímos mucho, porque en la previa utilizamos un almohadón para facilitar todo y fue muy divertido. Cuando vimos la toma en el monitor nos reímos todos.

Lautaro Delgado Tymruk: La escena con Pablo, y una posterior que también sacaron en el montaje, llorábamos de la risa al verla y eso es una fiesta.

¿Qué les gustaría que la gente encuentre en “Ruleta Rusa”?

Pablo Pinto: Una historia de amor, de acción y que encuentren una enseñanza sobre el poder político, su locura, el borde de mafia y que hay varias historias de amor, la principal y secundaria, creo que la gente se va a divertir porque es algo distinto, un público pochoclero, es una historia ligera y divertida de amor, algo tarantinesco y argentino a la vez.

Lautaro Delgado Tymruk: Es una película de entretenimiento, con cosas de cine de género, de western, y me gustaría que la gente se divierta y la pase bien al verla, creo que tiene buenas actuaciones y cosas muy bien hechas como el montaje y la música, me parece que hay cosas maravillosas como las que hicieron Abril Sánchez, Pablo, Patricio Contreras, Pompeyo Audivert, verlo haciendo cosas distintas.

¿Próximos proyectos?

Pablo Pinto: Tengo una pequeña participación en “Blindado”, estamos presentando con Eduardo Pinto y  nuestra productora Eusebia en la Higuera el clip de Ciro y los persas,  con participación de amigos, como Luciano Cáceres, Rodrigo Noya, Gaby Valente, y otros, y después sabemos que está complicada la situación, tengo algunas propuestas, varios cortos, y estoy por cerrar un largo, pero no quiero decir para que salga, y siempre inventando y creando.

Lautaro Delgado Tymruk: También tengo participación en “Blindado”, está en cartel “Unidad XV” y algunas cosas más dando vuelta.