Cuál es la forma en que mayoritariamente ves películas?
 
Tenemos 36 invitados conectado

Entrevista a las protagonistas de "El año del león".

Mercedes Laborde dirige "El año del león", protagonizada por Lorena Vega y Malena Moirón.

El film recorre el camino que hace una mujer recientemente viuda y la hija de su pareja mientras el duelo las separa pero también las une. Para conocer más en detalle aspectos del proyecto nos reunimos con las actrices protagonistas, Vega y Moirón.

¿Qué cosas hicieron para que el vínculo se vea tan vívido?

Lorena: Es un proyecto que la directora tiene hace mucho tiempo, como todas las películas argentinas, hay mucho proceso antes que la película, me contactó, antes que ganar un concurso, y me dijo que quería que estuviera. Bastante antes del rodaje nos reunimos, hubo varias etapas y fue un proceso de decantación para que sucediera lo que sucedió. Hubo una entrega de las dos a trabajar juntas, no había ruido en eso, estábamos conectadas, con ganas de hacerlo, era una experiencia jugada, un desafío, teníamos hacer algo de mucha intensidad sin hablar de eso, desde otros lugares.

Tu personaje es encantador, pero también uno podría odiarlo, corriéndote un poco todo sería distinto…

Lorena: Si, ahí Mecha ha sido clave, siempre ajustando, haciendo un pulido fino, viendo hasta dónde podíamos.

Malena: Yo siento que los ensayos fueron claves, pudimos tomar confianza y conocernos más para trabajar juntas.

¿Qué no reconocés tuyo en el personaje?

Malena: Siento que no tiene tanto carácter como yo, es más sutil, no puede expresarse, yo soy mucho más carácter, pero tengo mucho de ella.

Lorena: Lucía está en un momento muy particular, de inflexión, de giro, ha muerto su padre y tiene una manera de proceder sorpresiva, está en una edad bisagra, en una preadolescencia, muere su padre, le dicen que la casa ya no es, un montón de cosas que la desajustan.

El vínculo que tienen las va a ayudar a llevar adelante el momento de duelo

Lorena: Flavia está empezando a cerrar algo, y hay una construcción previa que se hizo y que no se termina, cree que la relación con lucía la tiene que terminar, pero es difícil. Las muertes y las pérdidas en la vida de uno son desconocidas, y Flavia se enfrenta a eso desde su punto de vista.

¿Qué fue complicado rodar? ¿Qué lo más fácil?

Malena: Las escenas de carácter me salen fácil.

¿Qué es lo que más te gusta de hacer cine?

Malena: Todo, pero lo más la hora de rodar, los ensayos me parecen pesados, pero a la hora de grabar me siento muy bien.

Lorena: A la hora de esperar se te veía bien.

¿Cómo te contuviste en la actuación?

Lorena: Pienso que tiene que ver con varias cosas, sin dudas la propuesta y el guion de Mercedes, a mí me gusta la actuación de composición, de transformación, y en cada uno de los trabajos que hago estoy muy diferentes, algunos requieren que toque en determinada nota, pero siento la satisfacción de que en cada trabajo me propongo algo distinto, era un desafío que quería hacer. Conectar con el personaje y la historia y mucho escuchar a Mercedes y entender y escucharla a ella, porque para mí tiene el tono de Flavia, ella es camarógrafa y foquista, y el equipo tenía roles centrales ocupados con amigos. Todo el clima del rodaje, muy prolijo, no nos pasábamos de horarios, esa respiración en el set, más la consigna de Mecha, la situación de duelo, de no entender cómo se pasa ahora, interpretar algo diferente, mi conciencia de entender que en la pantalla hay que tener otra emotividad, porque narro pero en realidad lo hace la cámara, la distancia, el color, y hay que estar en sintonía con esto, tenía mucho estímulo para ubicarme en otro lugar y como atractivo me resultaba  absolutamente desafiante y atractivo de ponerme en otro lugar.

¿Cómo sigue el año?

Malena: Estoy ensayando “Prueba y error”, que la hicimos ya el año pasado.

Lorena: Voy a participar en el rodaje de la nueva película de Fernando Salem, basado en Agosto de Romina Paula, sigo en teatro con Yo encarnación Ezcurra, La vida extraordinaria en el Cervantes y por un mes Todo tendría sentido si no existiera la muerte en el Payro.