Get Adobe Flash player

Entrevista: Julián Goyoaga "la Ley de Impunidad ha generado una cultura de la impunidad".

Julián Goyoaga, uno de los responsables de la entrañable "Anina" estrena una pelicula documental para seguir analizando la última dictadura cívico militar en la región.

"Roslik y el pueblo de las caras sospechosamente rusas" profundiza a partir de la vida de Mary y Valery, la viuda y el hijo de Vladimir Roslik, el último muerto de la dictadura militar uruguaya, qué nos pasa como sociedad ante hechos de lesa humanidad. Hablamos con el director para conocer más del proyecto.

¿Cómo surge la idea de la película?

El proyecto surge a partir de un tratamiento documental que surge en un taller de guion por un grupo de gente donde estaba Valentina Waiob, que es la sobrina de Vladymir Rolsik, a partir que nos hacemos cargo de la dirección y producción entramos en contacto con su viuda e hijo e hicimos un trabajo sobre la memoria que mantienen viva de Vladymir, para que se haga justicia por el crimen, sin dejar el caso en sí mismo que trascendió en Uruguay a la salida de la dictadura militar.

¿Cuánto tiempo de investigación tuviste?

A partir que nos sumamos al proyecto la mayor parte del trabajo fue junto a Mary y Valery, muchos viajes a Paysandu y San Javier, nos apartamos de la cuestión policial, acercándonos a las cuestiones de la descendencia rusa. Luego se sumaron otras voces y por ese lado fuimos definiendo cómo narrar la historia.

¿Aceptaron en seguida Mary y Valery hacerla?

Aceptaron en seguida, aún sabiendo que se iban a remover cuestiones muy dolorosas para ellos, pero así y todo, se sumaron desde un primer momento al proyecto.

¿Te pidieron que algo no se contara/dijera?

No, condiciones no pusieron, y obviamente al conocerlos, y profundizar el trabajo con ellos, nuestra amistad y el conocimiento mutuo, y del caso, fue determinante ver cómo tratar aspectos importantes de la historia. Condiciones no pusieron.

¿Que devolución tuviste de ellos cuando vieron la película terminada?

Viajamos a Paysandú para mostrarles la película terminada, no habían visto ningún corte, Mary nos pidió para verla en soledad sabiendo que experimentaría emociones fuertes. Cuando volvimos nos dijeron que les había gustado mucho, la película la hicimos junto a ellos, pero nunca sabés qué puede pasar siendo protagonistas de la historia, además de ser tan delicada.

¿Qué crees que aporta el film a la revisión del pasado reciente y trágico?

Espero que aporte una mirada, desde el presente, a un crimen que tuvo mucha repercusión en Uruguay, que ocurrió a pocos meses del fin de la dictadura con circunstancias muy surrealistas vistas desde hoy, con cuestiones relacionadas a inventos sobre las víctimas de la persecución que se hizo en San Javier. También que aporte algo a las consecuencias nefastas que nos dejó la Ley de Impunidad, y que de alguna forma ha generado una cultura de la impunidad.