Get Adobe Flash player

Entrevista: Martín Céspedes "El recorrido más allá del estreno es la gran incógnita e incertidumbre de los documentalistas en Argentina".

A partir de una muerte violenta, y con la excusa de documentar la lucha del MOCASE (Movimiento Campesino de Santiago del Estero) Martín Céspedes debuta en el largometraje con “Toda Esta Sangre en el Monte”.

Desnudando el negocio detrás de las tierras, y la lucha del MOCASE por resistir a los embates del poder, una muerte es sólo el disparador de un documental que duele y necesita difusión. Hablamos con el director para conocer más de la propuesta.

¿Cómo llegas al lugar y la organización?

Llegué a Santiago del Estero en 2012 convocado por la Revista Crisis para hacer un pequeño audiovisual que acompañara una nota que iban a escribir sobre el MOCASE. Cuando llegué y conocí más en profundidad pensé que el pequeño audiovisual no alcanzaba, filmé un corto que se llama igual que la película y después seguí hasta terminar el proceso de investigación con el largo.

¿Cómo fueron las jornadas de rodaje?             

Fueron muchas, extensas. Habré filmado en total dos meses y medio en los seis años, setenta u ochenta jornadas, tengo 130 horas de material. Fueron jornadas intensas, en el monte de Santiago del Estero, con 40 grados a la sombra, fue una experiencia enriquecedora y muy buena. El equipo era muy reducido, muchas veces éramos sólo dos, yo haciendo cámara y un sonidista, también para no molestar, no entorpecer y tratar de pasar un poco desapercibidos para lograr cierta naturalidad.

¿Qué obstáculos encontraste durante la filmación?

Ninguno, por parte de la organización la mejor, abrieron las puertas de par en par para filmar y se pusieron la película al hombro, hubo algunos problemas pero no pasaron a mayores,  nos siguió un auto con vidrios polarizados en el rodaje y otra situación que un día estábamos filmando a un hombre talando dentro del monte, lelgamos antes que la dirección de bosques y nos apuntó con el arma,  y nos fuimos hasta que llegó la policía, y después el hombre se victimizaba y culpaba al mocasa.

¿Hubo algo que te pidieron que no mostraras?

No, no hubo nada que me pidieran que no esté, incluso el MOCASE, como organización tiene sus contradicciones y conflictos internos y la película lo muestra, no es un panfleto, muestra todo, y ellos no tuvieron problema, al contrario, es una organización muy abierta, con pasantías para que de todas partes del país vayan, me sorprende su apertura y potencia política que los permite resistir, porque el agronegocio tiene todo el poder a su favor, y arrasan con todo, y cuando se topan con el MOCASE no avanzan, ellos están firmes y resistiendo sin perder nada.

¿Fue difícil filmar en tanta tensión?

Si, el momento más difícil fue en el sepelio, empieza la película así, fue muy duro porque empecé a replantearme qué hacía así, filmando eso, me replanteé todo un poco y decidí guardar los equipos, sentí que no tenía que filmar más y una compañera del MOCASE me dijo que tenía que seguir, porque era la primera vez que alguien estaba con una cámara y que necesitaba que se filmara.

¿Qué sensación tenés luego de concluida y con ese veredicto?

El veredicto era lo que se imaginaba y esperaba, por un momento hubo una pequeña ilusión de justicia, y finalmente pasó lo que pasó, igual Jorge Cicioli estuvo varios años preso, y el final, con el veredicto genera la misma sensación en todos. Mi sensación es de cerrar un ciclo de muchos años de trabajo, estoy conforme con el resultado para dar a conocer el conflicto y el MOCASE.

¿Cómo seguís vinculado a la organización?

Quedé en contacto con varios de los referentes y participantes, coordinando por el estreno de la película.

La película es urgente y actual ¿cómo sigue el recorrido más allá del estreno?

El recorrido más allá del estreno es la gran incógnita e incertidumbre de los documentalistas en Argentina, tiene una limitación abismal, ningún cine te toma, sólo los espacios INCAA donde van 10 o 30 personas con suerte, culturalmente no va a ver documentales, y la tele menos. Aspiro, o me gustaría que el MOCASE se la apropie y pueda proyectarse en todas las localidades y parajes para fortalecerla.  Sé que es difícil, que más allá del estreno, siga otros recorridos.