Get Adobe Flash player

Entrevista: Laura Fidalgo "Estoy todo el tiempo buscando quién soy".

Laura Fidago vuelve al cine de la mano de Néstor Montalbano en "No llores por mí Inglaterra".

En la película compone a Aurora, la novia de Manolete (Gonzalo Heredia), una mujer que quiere armarse un camino artístico pero que ve cómo la sobreestimación y la falta de consideración la dejan fuera de todo. Sobre el rol, el cine y sus proyectos dialogamos en exclusica con Fidalgo.

¿Fue complicado volver al cine con un rol protagónico, de época, distinto?

En este universo es hermoso, completamente distinto, es mi segunda película con Néstor, en otro código, es un aprendizaje, con vestuario, que me ayudó a componer a Aurora, con una cabeza transgresora, que quiere hacer cosas, con un novio que no la entiende, como me pasa en mi vida, que entra en controversia porque no me entiende, es esa pelea consigo misma y con lo que quiere hacer.

Aurora tiene una doble personalidad…

Como siempre, el bueno y el malo, viene Bereford le ofrece cantar el himno en inglés, el novio le dice hacélo, pero para mantenerla contenta, por eso está siempre triste en la película, salvo cuando baila, con una coreografía que armé, quería hacer algo fuerte  pero por mi lesión mucho no pude, la adapté a la historia, por la escenografía. Tuve que pensar de dónde estudio al personaje, ví cosas de época, pero no iba el vocabulario, me ayudó mucho Néstor y ensayamos un poco. La escenografía, el rodaje en Colonia, acá también, nos llevó al lugar, te abstraía el hecho de caballos, la ropa.

¿El vestuario ayuda a ponerse en sintonía?

Sí, y el tema del teatro, proyectar la voz, extenderte, pero Néstor me pedía que no haga nada, con el lente tan cerca me pedía eso, para evitar que sea demasiado. Menos, menos, el vestuario me ayudó, medio encorsetada, apretada, eso iba acomodándome y te estructura y hace bajar los decibeles. Me gusta ensayar, pero Gonzalo me decía, tranquila, así no le sacaba frescura.

¿Te gustaría hacer más películas?

Me llegó una propuesta en estos días, me encanta, no me gusta que me encasillen, estoy todo el tiempo buscando quién soy, las escuelas, producir, con mis ahorros, me quedé sin nada, invertí para crecer, yo trabajo, pero sigo estudiando, canto, teatro, stand up en su momento, soy muy pasional, y de acá me gustó el fútbol, el que no salta es un inglés, hay rivalidad contada desde lo sano. Tiene todos los condimentos, un gran elenco, Mirta Busnelli, Mike Amigorena, me tentaba, todo sumaba, soy hiperactiva, pero vivo el presente cuando hago lo que amo, cuando canto, actúo y bailo me siento en el presente. Soy una admiradora nata, y lo que tengo con Néstor es un código común de ir a por todo, y tal vez no nos vemos un tiempo, pero cuando nos vemos es como si no hubiese pasado tiempo.