Get Adobe Flash player

Entrevista: Mike Amigorena "El cambio me seduce mucho".

El camaleónico Mike Amigorena protagoniza "No llores por mí Inglaterra", de Néstor Montalbano.

Interpreta a Bereford, un coronel inglés que intentará invadir Argentina, pero también seducir a Aurora (Laura Fidalgo) la novia del primer chanta local Manolete (Gonzalo Heredia) en medio de un partido que marcará a fuego la cultura popular y el folklore argentino. Para conocer más del rodaje y el personaje nos reuniomos con Amigorena.

¿Cómo fue entrar en el código de la película e interpretar a Bereford?

Al principio requirió mucha concentración, porque es de época, bélica, cuenta sucesos que acontecieron, pero a medida que se va desarrollando, el director, Néstor Montalbano sabía lo que quería, así que fue entregarse a sus órdenes, al elenco, al estar de época no hace falta hacer mucho porque estás con mucho maquillaje, el vestuario, estás tapado. Es una película entretenida, divertida, para que te rías, para que conozcas, más o menos, cómo llega a nosotros el fútbol y pases un buen momento con tus hijos. A lo último hacía calor, en Uruguay no tanto, pero acá en Palomar y Campo de Mayo fue tremendo. La pasamos muy bien.

Con Mirta Busnelli hacen una dupla increíble…

Con Mirta me llevó muy bien hace tiempo, hicimos “La familia espacial” en 2005, hizo de mi madre, y después tuvimos muchos trabajos que nos encontró, nos conocemos mucho, disfrutamos el uno del otro, enseguida cuando nos juntamos aparecen cosas interesantes y muy ricas para la comedia.

¿Estaban en el guion los latiguillos del personaje?

Algunos sí, otros los inventé yo. Era un guion muy rico.

Es difícil entrar y salir de roles tan diferentes?

No tiene mérito eso, no tengo la capacidad de repetir.

Es un mérito…

No te creas. El personaje viene y me busca a mí, siento la necesidad de hacerlo desde el encuentro, de llevarlo a cabo, no es muy costoso, el cambio me seduce mucho, de “Mario On Tour” a esto, el cambio se me da. En octubre voy a hacer una película de espionaje.

¿Qué te seduce de esas propuestas diferentes?

El peligro, la dificultad, un personaje que requiera mi clown, lo hago, lo repito, en la comedia en general, sino cierro los ojos y lo veo, y si lo veo es que lo puedo hacer, cuando me comentan una propuesta, es inmediato, hay una intuición.

¿Fue difícil pensar esta propuesta más allá del guion? El imaginar la puesta y demás…

Leer el guion es lo que menos me gusta, prefiero que me lo cuenten, te doy este personaje, pero que haya un prólogo, lo que pasó con Néstor, nadie conocía como él la propuesta, desde que me lo cuentan la armo y leo el guion desde otro lugar. No me lleva mucho trabajo, es más trabajoso películas donde hay más oscuridad, o una película naturalista, eso demanda trabajo. Acá, comedia, bélica, fue enconmendarse al director.

¿En qué ámbito de todos los que desarrollás tu arte te sentís más cómodo?

A mí me gusta el escenario y la música, después son derivados, no dejaría de actuar, me encanta hacer reir, pero si tengo que elegir, el escenario y la música.

¿Por qué tiene que ir a ver “No llores por mí Inglaterra” la gente?

Es una película para toda la familia, en donde además de divertirse va a conocer realmente cómo se instaló el deporte que nos caracteriza y cómo nació Boca y River, algo que nos distingue en nuestra cultura, y que vea de dónde nace nuestro fútbol.