Cuál es la forma en que mayoritariamente ves películas?
 
Tenemos 53 invitados conectado

"Joker" (Guasón) (review 1): Tiempos violentos

Ante la enorme escasez de ideas en Hollywood aparecen y proliferan remakes, precuelas, secuelas, relecturas, re-inicio de las nuevas franquicias.

Todo eso tiene olor a refrito, a tratar de generar un nuevo negocio con lo ya hecho, lo ya escrito, lo ya visto.

Es por eso que hay múltiples motivos para celebrar una película como “JOKER” que seguramente será recordada en mucho tiempo no solamente como el gran volantazo en la carrera de Todd Phillips (que venía del mundo de la comedia alocada como “¿Qué paso ayer…?” “Road Trip” “Todo un parto - Due Date” y que ya se había destacado creando una de las mejores películas basadas en series televisivas como “Starsky & Hutch”) sino un gran viraje en el cine de superhéroes.

"El panelista": ojos que no ven

Dentro de la vasta producción de documentales que semana a semana aparecen en la cartelera –la gran mayoría de ellos exhibidos en el cine Gaumont-, parecieran reiterarse algunas fórmulas, algunos arquetipos en donde, por ejemplo, aquellas tramas con secretos familiares, la reconstrucción del pasado de un árbol genealógico con ciertas implicancias en historias desconocidas y sobre todo, el abordaje de la historia personal con una fuerte marca autoreferencial, parece ser la moneda corriente.

Otro subgénero dentro del documental, si pudiésemos llamarlo de alguna manera, son aquellos que apelan a lo urgente, al documental de denuncia, al marco político, aquel que se compromete socialmente para mostrar los sucesos de una realidad que nos golpean fuertemente.

“Scary Stories to Tell in the Dark” (Historias de miedo para contar en la oscuridad): Cuentos de ultratumba

El nuevo largometraje de André Øvredal, "Historias de miedo para contar en la oscuridad", recuerda a una vieja tradición del terror que coquetea con lo infantil, sin perder la esencia tanto de los relatos originales, como las marcas personales del director. El cine de terror en Hollywood es uno de los géneros que más se nutre de los componentes extranjeros.

Ya sea realizando remakes de éxitos de otros países; “copiando” estilos como el J-Horror o el giallo; o importando realizadores con grandes piezas del espanto, y probablemente un nombre, en su país. Este es el caso de André Øvredal, perteneciente a una nueva camada de cine de terror proveniente de Noruega (podríamos hablar también de Tommy Wirkola o Roar Uthaug). Øvredal sorprendió a todos con esa joya del cine de monstruos de 2010 llamada "Troll Hunter".

Más artículos...