Cuál es la forma en que mayoritariamente ves películas?
 
Tenemos 92 invitados conectado

"Las facultades" (review 2): derecho de exámen

Eloisa Solaas presentó “LAS FACULTADES” en el último BAFICI y se alzó con el premio a la mejor dirección dentro de la Competencia Nacional con una mención especial de la Sociedad Argentina de Editores Audiovisuales.

Sumado a este premio, la trayectoria de la directora dentro de la industria cinematográfica más esa inquietante instancia de interpelar el ámbito académico dentro de diferentes Universidades Públicas, genera a priori un gran interés y muchas expectativas sobre este trabajo. Expectativas que el documental de Solaas cumple, efectivamente, pero con algunas parcialidades.

En algunos reportajes la directora ha contado que eligió filmar justamente exámenes de carreras que le eran desconocidas, pudiendo de esta forma no solamente abordar el proceso y la situación de rendir un examen oral dentro del ámbito universitario sino también transitar, ella misma, un camino de investigación y de abrir un camino en un ámbito y una situación donde no todos se prestan a ser filmados.

"Las facultades" (review 1): la evaluación universitaria, "entre muros"

Eloísa Solaas obtuvo el premio a la Mejor Directora en la Competencia Oficial Argentina en el último BAFICI por ésta su ópera prima como solista. "Las Facultades" aparece como una muy particular obra, sencilla en cuanto a su temática lo que la engrandece por saber contar tan efectivamente eso que le puede pasar a cualquiera y ahora se convirtió en una película.

¿Cuánta adrenalina se descarga en la instancia examinadora en cualquier carrera universitaria?

Se podría medir desde la preparación al momento en que el alumno pone a prueba su capacidad o se desatan todas las dudas o se mezclan los temas, las bolillas y se hace un nudo en el estómago.

"The Secret Life of Pets 2" (La vida secreta de las mascotas 2): tres tramas tres

Dirigida nuevamente por Chris Renaud, “La vida secreta de tus mascotas 2” encuentra a su protagonista Max (ya sin la voz de Louis C.K., por supuesto, siendo reemplazado por Patton Oswalt) varios años después de donde terminó la primera. Ahora no son sólo él y Duke viviendo con su dueña, sino que ella se enamoró y tuvieron un hijo.

Por lo que Max, que supuestamente odiaba a los niños, vive cuidando de que no le pase nada, como si toda aquella aventura en la ciudad de Nueva York que sucedió en la primera película lo hubiese llenado de miedo. Como está nervioso y se rasca compulsivamente, le colocan una lámpara en la cabeza para que no pueda hacerlo más.

Más artículos...