Get Adobe Flash player

"Borg- McEnroe" (La película): el gran enfrentamiento

El cine que toma hechos verídicos relacionados al deporte ha configurado en los últimos tiempos un tipo de narración, épica, potente, desprejuiciada, que prefiere detallar tensiones, atmósferas, sentimientos, ideales, más que detalles factuales o una mera sucesión de datos cronológicos.

Dentro de esta línea “Borg McEnroe La película” (2017) bien puede acercarse a “Rush: Pasión y Gloria”, de Ron Howard, que supo narrar la confrontación entre los pilotos de Fórmula 1 Niki Lauda y James Hunt.

En este caso, ese choque entre figuras y personajes, disparador de la película, se da por el contraste entre los dos tenistas que dan título al film y que plagaron con sus triunfos las portadas de todos los diarios y revistas del mundo en los años ochenta del siglo pasado.

 

"It" (Eso): el mal que se esconde bajo la superficie

Nueva adaptación de la popular novela de Stephen King, "It" (Eso), dirigida por el argentino Andy Muschietti, es un viaje a lo mejor del terror más puro y clásico, el que anida dentro nuestro. Stephen King es probablemente uno de los autores actuales cuyas obras más veces han sido llevadas a la pantalla, ya sea en formato de series, mini series, o películas.

Gran parte del terror de los últimos años de los ’80 y la primera mitad de los ’90 provienen de adaptaciones de su pluma, convirtiéndose en una marca registrada. Entre esas adaptaciones, una de las más populares quizás sea la de la miniserie IT que en 1990 dirigió Tommy Lee Wallace. Odiada por los fanáticos de la novela, y adorada por toda una generación que creció aterrorizada por ese Pennywise personificado por el inigualable Tim Curry.

 

"Alanís": yo soy lo que soy

El quinto film de Anahí Berneri, "Alanís", fiel a su estilo, es un franco retrato de un mundo lleno de prejuicios, y del que poco se conoce, como el de la prostitución. Si algo caracteriza al cine de Berneri es que no se esconde detrás de sutilizas o disimulos. El suyo es un arte que va al frente y si tiene que chocar, choca.

Sin darle lugar al idealismo puede hablar de enfermos terminales, actrices en decadencia, madres colapsadas, o una pareja quebrada, con el mismo tono directo y desangelado. Siendo así, pocos realizadores más acordes que ella para retratar a un mundo como el de la prostitución.

 
Más artículos...