Cuál es la forma en que mayoritariamente ves películas?
 
Tenemos 37 invitados conectado

"La culpa del cordero": pequeñas delicias de la vida familiar

Pensaba al salir de sala, que cuando uno concurre a ver teatro aficionado, indefectiblemente las expectativas no son las mismas que cuando se concurre a una sala comercial, con un elenco probado de lujo y dinero de más en la producción y en la puesta. Los resultados pueden ser mejores si buscamos ver una obra simple, pequeña, y se le pueden perdonar determinados deslices o desajustes. Algo similar sucede al espectador cuando está frente a una película como "La culpa del cordero", no es la sensación de un cine independiente, ni menos clase B o Z, pareciera cine aficionado. Como esos videos que uno filma cuando se va de vacaciones o más propiamente tiene una reunión familiar; y esto de por sí no debería ser malo, hay probados casos de películas excelentes con esta mecánica. Los problemas con esta ópera prima de Gabriel Drak son otros, más indisimulables, veamos.

"Forajidos de la Patagonia": Un western bien sureño!

No, aunque pocos lo sepan, Django sin cadenas no es el único western que se estrena esta semana; no, y la variedad que se ofrece es tan amplia como para ubicarse en la otra punta del film de Quentin Tarantino.

Lamentablemente pocos saben de su estreno porque Forajidos de la Patagonia es un estreno limitadísimo, por esta sola semana, en una sola sala (Artecinema), ¡gratis!, y en un solo horario (15:15hs.), y con los resultados, aunque no son perfectos, hubiesen merecido una mejor suerte.

Forajidos... es una mezcla de varias cosas, es una comedia de enredos, es parodia, es cine hablando de cine, es una película de aventuras con algo de acción, y básicamente es un western, aunque uno local como su título lo indica (algo que se está haciendo cada vez más común en la filmografía sudamericana). Pero principalmente, Forajidos... es una película ultra independiente, y eso es lo más importante, lo que marca todo su espíritu.

"El fruto": por el camino del agradecimiento

Toda reseña o crítica que se realice sobre un hecho artístico, indefectiblemente va a estar impregnada de la subjetividad de que quien escribe; más si se trata de dilucidar si lo que se acaba de ver (en este caso una película) es bueno o malo, gusta o no.

El fruto es una película particular, muy especial, quizá destinada a un público pequeño; y puede que despierte sensaciones encontradas, y que no todos  salgan satisfechos por lo que han visto. En mi caso, salí con el alma llena, con una fuerza de espíritu como el cine rara vez logra expresar, y lo mejor el gusto de haberlo logrado con la máxima escasez de recursos.

Más artículos...