Get Adobe Flash player

"Baywatch": los nuevos guardianes

Antes de entrar a la sala, ya sabemos que todas las series importantes de los 80´, han tenido su remake. Y que las mismas, siempre fueron tratadas como comedias, lejos del espíritu original que las inspiraba (y hagan la lista..."The A Team", "Starky & Hutch", "The Dukes of Hazards", excepto "Swat" que se la quisieron tomar en serio y tampoco sirvió).

Lo que sabíamos a priori de esta nueva recreación del gran clásico televisivo era que no iba a ofrecer demasiado nuevo, ya que los trailers anticipaban su dirección. Pero eso no es negativo per se. La hace previsible, eso si.

Pero nada más. Yo no fui fan de la serie en su momento así que entre confiado y relajado a sala a ver que tenían para ofrecerme. Lo primero que sentí es que esta "Baywatch", es una excusa para el lucimiento personal de Dwayne Johnson ("The Rock").

Así como Vin Diesel, este muchacho pone toda la carne al asador para descollar con su físico como estandarte. Qué tiene para ofrecer? Algo de simpatía, mucha cara de buen pibe y una enorme predisposición para hacer el rídiculo, si el guión lo propone. Y eso es lo que sucede. A este cuadro se suma aquí Zac Efron, de quien no hay mucho para decir.

Es un pibe (creo yo) con un potencial actoral interesante que siempre desbarranca. Le gustan las películas escatológicas y se exacerba cuando le ofrecen guiones de ese tipo: casi siempre acepta. La historia (en caso de que jamas hayan visto la serie, cosa posible por el cambio generacional, digamos) es la de unos guardavidas en una playa concurrida, que además de salvar gente y broncearse, resuelven crimenes o eventuales casos policiales.

Aunque no deberían. The Rock comanda el grupo (el la juega de Mitch Buchannon) y la peli arranca con la elección de tres nuevos reclutas para el equipo.

Siempre la vacante es una, pero esta vez (por pedido de los productores se ve), terminan siendo 3: ingresan Summer (Alexandra Daddario en franco ascenso), Ronnie (Jon Bass, el nerd de ahí en adelante del grupo) y Matt (Efron), un atleta ganador de dos medallas doradas en los Juegos Olímpicos como nadador, que está en probation y necesita recuperar algo de dignidad en su vida (es egoísta, le gusta beber y descontrol es su segundo nombre, digamos).

Una vez que la peli nos puso en clima, pasaron las primeras bromas al estio NCA y hemos visto muchos cuerpos cuidados en la playa, será hora de abocarnos al misterio que nos convoca. Está apareciendo droga en el lugar y Mitch comienza a sospechar que un nuevo espacio exclusivo (una disco/restó) y su propietaria Victoria (Priyanka Chopra, la hindú más bella de Asia hace unos añitos, para favorecer su venta a ese mercado supongo) tienen algo que ver.

Mucho más cuando comienzan a aparecer cadáveres en la bahía. Las pistas se suceden una a una pero ya desde el principio sabemos donde y cómo vamos a terminar. Seth Gordon (de quien vimos "Horrible bosses" y la tierna pero fallida "Identity thief") dirige sin demasiadas luces aunque se le nota que viene observando clips latinos en masa en los últimos tiempos.

La película por momentos parece un video extendido de estos que hacen furor en YouTube. Luis Fonzi podría haber sido incluso inspiración para ciertos segmentos... Pero la respuesta a la pregunta que nos convoca es..."pero... es divertida?". Si. Lo es. Es infantil y se pasa de la raya varias veces...

Pero tiene ritmo y algunos gags muy buenos (cuando Mitch le cambia el nombre a Matt varias veces, invita a reirse con ganas). Otros (como el de la morgue), son olvidables y desagradables de ver.

Hay tiempo para un breve homenaje a los personajes originales de "Baywatch" y como siempre, música, playa, anteojos de sol espejados, mucha tabla de lavar en los hombres y cuerpos perfectos de las féminas a lo largo del camino. No sorprende. No estimula. Pero si vas relajado, la vas a pasar bien.

 

Ultima actualización (Miércoles 14 de Junio de 2017 20:08)

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar