Cuál es la forma en que mayoritariamente ves películas?
 
Tenemos 68 invitados conectado

"Relatos Salvajes": Perdiendo el control

EWRelatos8

Relatos Salvajes” (Argentina, 2014), de Damián Szifrón, es un filme potente que expone a través de seis historias, la confrontación que en la sociedad actual se vive a diario y en la que los vínculos son vulnerados ante el mínimo indicio de indiferencia y desatención del otro.

No importa si un fantasma del pasado sigue vigente en el presente, o si una injusticia genere malestar y penar hasta el punto de pensar en transgredir las leyes, los cuentos de los que habla el director son universales, porque más allá del escenario y vestimenta de los protagonistas, hay algo que remite a cierto lugar de reconocimiento en el que todos los espectadores se pueden reflejar.

La tensión manifiesta y la latente, aquella que soterradamente pretende, cual olla a presión, mantener en segundo plano las pulsiones, son el eje temático para este impactante filme.

EWRelatos5

Con un elenco encabezado por Ricardo Darín, y que incluye a un seleccionado de primer nivel actores (Oscar Martinez, Erica Rivas, Rita Cortese, Leonardo Sbaraglia y Darío Grandinetti), y una producción y cuidado muy pocas veces visto en la pantalla nacional, "Relatos..." transforma la vieja película de sketches en un manifiesto sobre la realidad, que sigue la sección policiales con el mismo interés que una ficción o tira diaria.

Porque justamente el principal mecanismo del filme es la apropiación de lo salvaje como manera de vinculación, de ver al OTRO, no ya como aquel que me completa sino como ese que me amenaza en cualquiera de sus formas (persona, Estado, vehículo, etc.).

EWRelatos7

Si bien algunas de las historias funcionan con mayor impacto y sinergia que otras, el filme en su totalidad es un cuerpo vigoroso y potente, que solo decae por la propia ambición del realizador de querer detallar aun mas las acciones y personalidades de los protagonistas y detener la progresión del relato.

La elección de una banda sonora no tradicional (“Lady, Lady, Lady” de Joe Esposito, por nombrar solo un tema musical), una delicada y arriesgada a la vez dirección de cámaras y fotografía, y una interpretación por encima de lo esperado, hacen de "Relatos Salvajes" más que una película el evento cinematográfico del año.

 

Anexo Crítica Rodrigo Chavero

Cada tanto, el cine nacional nos brinda la posibilidad de sentirnos parte del Primer Mundo, al menos en términos cinematográficos. "Relatos Salvajes", tercer largo de Damián Szifrón, es la muestra cabal de que en Argentina hay talento a rabiar concentrado en un puñado de gente de la industria.

Pocas veces en la historia del cine nacional, encontramos una película capaz de sacudirnos como espectador de principio a fin, intensa e inclasificable (¿es drama, comedia, policial?), una explosión de adrenalina cuadro a cuadro que mantiene al espectador en su butaca sin darle tregua. Y cuando se la otorga, es para que se ría con ganas o se conmueva ante la suerte de los personajes que giran en las seis historias que propone este vibrante caleidoscopio argento.

EWRelatos6

Szifrón parte de una aguda observación de la realidad local (que va desde las cuestiones íntimas y de relación hasta las de denuncia social), y nos presenta un grupo de historias en las que los protagonistas, por decisión o azar, se enfrentan a recorridos y desafíos tremendos para resolver cuestiones que despertaron ira y dolor en ellos.

Y estallan en la pantalla con toda su furia, una vez que cada escenario plantea su encuadre particular.

No podemos anticipar nada de estos relatos en forma individual (en cualquier sinopsis podrán leer los argumentos de cada uno de ellos), sí decirles que más allá de los altibajos naturales que se dan en una realización tan compleja, aquí las historias conectan todas con hechos que tienen algo de cotidiano (peleas, infidelidades, estafas, burocracia, etc) y eso predispone al público a aceptarla sin filtro.

EWRelatos4

“Relatos Salvajes” está bien construída y se hace fuerte en las interpretaciones de un elenco fantástico donde es difícil encontrar algún punto flojo. Sencillamente porque no lo hay. Es un golazo de Szifron y su equipo por donde la mires.

Sin dudas, la película del año del cine argentino. No defrauda.

EWRelatosAfiche

 

Anexo Crítica Fernando sandro

Finalmente se estrena una de las películas más esperadas de la historia del cine argentino, por lo menos moderno. ¿Y por qué es una de las películas más esperadas? En parte sí, por una inmensa campaña publicitaria que comenzó desde antes de su rodaje, hablando de más de un año y medio de incentivo. También por su enorme elenco en el que se juntan varias figuras que venden una película con su sola presencia por separado. Pero principalmente por quien se ubica detrás de cámara y en el guión, Damián Szifron, hombre que con tan sólo dos largometrajes previos y algo más de carrera en la televisión se puede dar el lujo de ser considerado un revolucionario de la industria.

Sus dos series de TV Los Simuladores y Hermanos y Detectives marcaron un antes y un después (y un tope inigualable hasta la fecha) en nuestra televisión, ficciones de calidad, plagadas de guiños y referencias, capaces de tocar temas jugados pero siempre con el entretenimiento en primer plano. Lo mismo sucedió con El fondo del mar y Tiempo de valientes, capaces de demostrar que se puede hacer cine de género bien argentino, bien popular, y de un nivel supremo.

Ahora, luego de un período en España hace su regreso triunfal con nombre propio y la posibilidad de hacer lo que él quisiera.

Seis historias son las que componen estos "Relatos Salvajes", una muestra de que el hombre no se anda con chiquitas.

EWRelatos1

Pasajeros de un avión atrapados, una camarera y una cocinera en plan de venganza, un duelo de violencia automovilística, un hombre cansado de ser engañado por el sistema, otro que quiere engañar al sistema, y una novia traicionada en su fiesta de casamiento. Seis historias que podrían ser pequeñas pero que con un promedio de veinte minutos cada una, se transforman en gigantes.

El lector entenderá que no puede adelantarse nada de lo que puede llegarse a ver en "Relatos Salvajes". Szifron juega con los recursos como un niño juega con sus juegos de construcción, se divierte en el proceso, armando y desarmando, creando nuevas formas y estilos; y en ese juego, se nota, hace que todos los que trabajan se diviertan a la par.

EWRelatos2

No cualquier película cuenta con un elenco de protagónicos integrado por María Marull (esposa del director pero además destacada intérprete a la que debería prestársele más atención), Darío Grandinetti, Julieta Zylberberg, Rita Cortese, Leonardo Sbaraglia, Ricardo Darín, Oscar Martinez, y Érica Rivas; y además darse el lujo de integrar roles secundarios con artistas como Mónica Villa, César Bordón, Walter Donado, Nacy Duplaá, Andrea Garrote, María Onetto, Germán Da Silva, Osmar Nuñez, Alan Daicz, y Diego Gentile, entre otros.

Cada rol, principal o secundario es el más adecuado para cada actor, como si hubiesen nacido para interpretarlos; y cada personaje podría ser delineado en una línea, de acuerdo a su personalidad. Szifron logra que todos hagan propio sus personajes y no imaginemos otros intérpretes en sus pieles.

Inclasificable, "Relatos Salvajes" es comedia, es drama, acción, suspenso, policial (a su modo), y es denuncia social que funcionará como un mazazo para no dejar a nadie indiferente. Cada uno podrá darle su interpretación de acuerdo a su ideología, el realizador inteligentemente deja el juego abierto.

Historias de personas llevadas al borde por diferentes circunstancias, en ellos se despertarán diferentes emociones que inmediatamente se transmiten al espectador con el que no costará confraternizar. Casi como si fuese un análisis de pecados capitales, ahí está el odio, la venganza, la justicia, el amor, el desamor, la pasión, el engaño, el racismo, y siempre la violencia como válvula de escape de los tiempos extremos en que vivimos. Es una película ante todo movilizadora, de risas, de tensión, y de una electricidad constante.

EWRelatos3

Quienes hayan seguido la trayectoria del director sabrán cuáles son sus referencias, a las que aquí suma muchas más. Tampoco podemos adelantar cuáles son porque se develaría parte de la magia, pero hablamos de mucho bagaje de cine de los años’60, ’70, y ’80; de productos que marcaron época y cuyos guiños van a ser reconocidos de inmediato. También hay guiños a su propia obra, como el deber de todo gran realizador.

Cada plano, cada secuencia, cada tono elegido para esa envolvente y sublime banda sonora compuesta por Gustavo Santaolalla, nada está librado al azar, preciosismo y detallismo puro. Basta con mirar las formas en que las historias pasan de una a la otra, sin necesidad de un conector pero con una fluidez intacta. Szifron posee un manejo de la cámara y de la fotografía también envidiable, y en donde más queda ilustrado será en el segmento “El más fuerte” ubicado en un único punto subyugante.

Algunos podrán decir que, como todo film episódico, puede resultar desparejo, que algún segmento es más anecdótico, o que algunos cierran mejor que otros. Detalles frente a un todo impactante.

Pocos realizadores tan integrales como Damián Szifon que emprende un regreso con toda la gloria. ¿Relatos Salvajes está a la altura de tantas expectativas creadas? Increíblemente, las supera.

Comentarios  

 
-1 #1 Gustavo Kreiman 22-10-2014 13:46
Comparto el entusiasmo alrededor de la película.

Los invito a leer desde el link que adjunto, un ensayo sobre la película, a la par de un análsis más exhaustivo de toda la obra de Szifrón (del que se puede bajar la versión completa en un enlace al final del artículo). Si a alguien le interesa, ojalá lo disfrute, y extiendo la invitación a comentar y seguir alimentando el debate sobre ésta película y éste autor que está causando tanto revuelo desde la izquierda hasta la derecha. Gracias y saludos, Gustavo Kreiman.
http://labrokenface.com/tiempo-de-calientes-el-enojo-de-szifron-en-relatos-salvajes/
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar